soluba

Rajoy planea tres vías de escape para intentar salir limpio de su declaración por la Gürtel

Los abogados del Partido Popular han ido desbrozando las líneas que seguirá el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su declaración de este miércoles como testigo en la Audiencia Nacional por el caso Gürtel. En el partido han trazado fronteras temporales, estatutarias, competenciales y partidistas para que los supuestos delitos de los que se acusa al partido, a varios de sus cargos y a un grupo de empresarios no lleguen a manchar al presidente del Gobierno.

Rajoy tienen que declarar como testigo ya que fue vicesecretario general del PP desde 1989 y secretario general del partido entre el 4 de septiembre de 2003 y el 2 de octubre de 2004, aunque fue un paso prácticamente instrumental por este cargo organizativo. El expresidente del Gobierno y del partido José María Aznar ya lo había colocado como el sucesor en la presidencia de la formación conservadora con aquel “Mariano, te ha tocado” en una llamada telefónica en agosto de 2003. El 2 de octubre de 2004, en el XV Congreso Nacional del partido es ratificado como presidente.

El Partido Popular se sienta en la sala de vistas como responsable civil a título lucrativo, por haberse beneficiado presuntamente de 245.000 euros de amaños entre algunos de sus dirigentes locales y las empresas del líder de la trama Gürtel, Francisco Correa. Rajoy tiene que aclarar cómo ese dinero entró en las campañas del PP en Pozuelo y Majadahonda de forma irregular en las elecciones de 2003. 

Las fechas son importantes para el Partido Popular porque marcan una de las barreras que permiten a Rajoy evitar su relación con los hecho. El coordinador general del partido, Fernando Martínez Maillo, insistió en que cuando tuvieron lugar esas elecciones municipales, 25 de mayo de 2003, Rajoy “no tenía responsabilidad en materia electoral, no era líder de campaña ni tenía funciones de dirección ni económicas en el partido“.

Por otro lado, los populares coinciden con una declaración del extesorero del PP Luis Barcenas que aseguró en sede judicial que el presidente dio orden de cortar las relaciones contractuales con las empresas de Correa en 2003.

Aunque fuentes del PP aseguran que Rajoy no va a alegar desconocimiento ni problemas de memoria, la falta de responsabilidad en temas electorales y financieros en el partido van a conducir, según el coordinador general del PP, a que el presidente “tenga poco que aportar por su desconocimiento” de las campañas electorales en Pozuelo y Majadahonda.

También hay argumentos en los estatutos del partido que pueden servir a Rajoy para desembarazarse de las preguntas de los abogados de la acusación. Fuentes del PP aseguraron que los estatutos dejan claro que las competencias de los gastos de la campaña electoral recaen directamente en el tesorero y el gerente de la formación, sin que el secretario general o el presidente tengan alguna responsabilidad en su designación.

Declaración de la cúpula del partido con Aznar

Una postura que avaló la cúpula del partido con José María Aznar de presidente cuando declararon en la Audiencia Nacional también como testigos en el juicio de Gürtel. Fuentes del PP admitieron que la declaración de los exsecretarios generales el pasado junio se ha tenido en cuenta para preparar la comparecencia de Rajoy ante el tribunal. 

En este sentido, los abogados del PP han recogido los razonamientos que han esgrimido los tesoreros y gerentes del PSOE, Ciudadanos y Podemos en sus comparecencias en diferentes comisiones en el Congreso y en el Senado en la que se especificaba la existencia de una clara línea divisoria en la labor de los presidentes o los secretarios generales de cada partido y sus responsables financieros. Rajoy podrá argüir que el PP sigue un funcionamiento interno similar al resto de los partidos.

Finalmente, está la vía de escape partidista. La comparecencia de Rajoy ante el tribunal se debe a la petición de la Asociación de Abogados Demócratas de Europa (ADADE), un grupo de letrados que Martínez Maillo ha colocado en la órbita socialista: “Todo el mundo sabe que ADADE es el PSOE. Los españoles deben saberlo, los miembros de esa asociación son miembros del PSOE y trabajan al dictado del PSOE. Cuando pregunta un abogado de esa asociación el que está preguntando es el PSOE”.

Maillo fue más allá y equiparó la actuación de ADADE con el sindicato ultraderechista Manos Limpias, cuyo líder Miguel Bernard está encarcelado por dirigir una organización criminal. “Los de Manos Limpias buscaban rentabilidad económica con sus actuaciones, esta acusación particular buscar réditos políticos”, remachó el coordinador general del PP. De esta manera, los abogados sitúan la declaración de Rajoy en la lucha política entre partidos, añadiendo que tanto la fiscalía como la abogacía del Estado se negaron a que el presidente tuviera que declarar.     

Con estos argumentos temporales, estatutarias y partidistas en el Partido Popular se espera que Rajoy solvente sin problemas su declaración sin tener que acudir a expresiones como “no recuerdo”. Aunque esperan que solo pregunten los abogados de AEDE, en el partido temen que los letrados de otras acusaciones busquen “su minuto de gloria” al tener la oportunidad de interrogar al presidente del Gobierno.    

 “Que diga la verdad”

Tanto el PSOE como Ciudadanos le han pedido a Rajoy que esclarezca este episodio de corrupción que azota al Partido Popular. El secretario de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos, exigió al presidente que diga “la verdad porque él ya estaba en Génova cuando se produjeron los hechos que se están juzgando y le sería muy difícil no ver ciertas cosas”.

“Las imágenes tienen un fuerte contenido y que un presidente del Gobierno se siente en la Audiencia Nacional no es una buena imagen para España ni para la credibilidad democrática de este país”, señaló el dirigente del PSOE.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, añadió que  esperaba que Rajoy “cuente el grado de conocimiento que tenía de toda esa trama de corrupción en tantas versiones, de Gürtel a Púnica”.  

from eldiario.es – eldiario.es http://ift.tt/2tUyhnz
via IFTTT

Mariano Rajoy, testigo con privilegios en el juicio por la corrupción de su partido

El momento ha llegado. Mariano Rajoy comparece como testigo en el juicio por la mayor trama de corrupción entorno a su partido. Han tenido que pasar ocho años desde que estalló el caso Gürtel para que el presidente del PP comparta con la justicia lo que sabe. No será una declaración más. Se trata de la primera vez que un presidente del Gobierno declara como testigo en un juicio mientras ocupa el Palacio de La Moncloa y no tras abandonarlo, como ocurrió con Adolfo Suárez y Felipe González. 

La declaración de Mariano Rajoy tampoco se parecerá a la de cualquier otro testigo. El presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, tiene previsto salir a recibirlo a la puerta del tribunal. Además, los magistrados han acordado que Rajoy se siente en “estrados”, lo que ubicará al presidente del Gobierno a la misma altura que los abogados de la acusación y del propio tribunal de Gürtel. El testigo Rajoy no tendrá que elevar la mirada al contestarles y se ahorrará la fotografía con los acusados a su espalda. Esta es una guía para seguir el acontecimiento histórico del miércoles. 

¿Qué va a hacer Rajoy en la Audiencia Nacional el miércoles?

El presidente del Gobierno declara como testigo en el primer gran juicio del caso Gürtel. Separado en varias piezas, ésta se denomina Primera Época y abarca la presunta actividad criminal de la red de corrupción entre 1999 y 2005. También tiene una limitación geográfica: juzga los delitos cometidos principalmente en la Comunidad de Madrid, y en menor medida en Castilla-León y Andalucía, en los seis años señalados.   

Para declarar, Rajoy se tendrá que desplazar a San Fernando de Henares, en el sur de Madrid, porque la Audiencia Nacional tiene allí una sede con dos salas donde se celebran los juicios con un importante número de acusados y, en consecuencia, de abogados, funcionarios, etc… Su ubicación es un polígono industrial en la frontera con Torrejón de Ardoz.

Rajoy quería declarar por videoconferencia. Alegó motivos de despliegue de servicios públicos, de seguridad y de agenda. El tribunal le contestó que desplazarse 18 kilómetros no parecía una gran empresa y que pocos lugares son tan seguros como la Audiencia Nacional, al tiempo que le daba la oportunidad de elegir la fecha.

¿Quién y cómo ha conseguido que declare en el juicio?

La declaración de Rajoy es fruto principalmente de la acción popular, una de las formas de acusación previstas en la ley para la jurisdicción penal. La Asociación de Abogados Demócratas de Europa (Adade), de corte progresista, es una de las acusaciones populares del caso Gürtel, junto a la que conforman miembros del Partido Socialista del País Valenciano (PSPV) y una tercera, el Partido Socialista de Madrid (PSM). La fórmula de la acusación popular impide el monopolio acusatorio de la Fiscalía. Si ésta no quiere acusar a una persona o no ve necesario proponer una prueba, por ejemplo, siempre puede hacerlo la acusación popular.

Rajoy declarará como testigo porque Adade pidió el pasado marzo, por tercera vez, que el presidente del PP compareciera por el caso de corrupción que afecta a su partido. La Fiscalía y la Abogacía del Estado, que representa a la Administración, se posicionaron en contra.

Finalmente, y a diferencia de en dos ocasiones anteriores, una mayoría del tribunal acordó la comparecencia de Rajoy. El presidente del tribunal, Ángel Hurtado, magistrado de tendencia conservadora, se opuso. Sus dos compañeros, el progresista José Ricardo de Prada y el conservador Enrique de Diego, votaron a favor.

La declaración como testigo, ¿es sólo un trámite?

A Rajoy no se le acusa de nada. Aclarado esto, conviene recordar que, a diferencia de un acusado, el testigo tiene obligación de decir la verdad. Si hay indicios de que no lo ha hecho, cualquiera de las partes puede pedir al tribunal que deduzca testimonio, primer paso para que se le investigue por haber mentido, algo bastante inusual. Como testigo, Rajoy no puede estar acompañado de un abogado.

Por otra parte, el presidente no va a declarar como testigo accidental sino por unos delitos que fueron cometidos presuntamente por una veintena de antiguos cargos, muchos locales, del partido que dirige y que llenan la mitad del banquillo de acusados. De hecho, el Partido Popular se sienta en como responsable civil subsidiario, esto es, por haberse beneficiado de 245.000 euros procedentes de la red de corrupción en campañas electorales en los municipios madrileños de Pozuelo y Majadahonda.

Adade considera que el testimonio del actual presidente del PP no puede dejar de estar presente en el juicio, como lo han hecho los secretarios generales de las épocas investigadas. Desde el partido rebaten esta afirmación porque en 2003, la fecha de las campañas investigadas, Rajoy no era secretario general, aunque sí vicesecretario. En las primeras jornadas, el principal acusado, Francisco Correa, reveló que la gran obra pública del Gobierno de Aznar llevaba un 3% en mordidas para el PP. Rajoy ya era dirigente de la formación y se sentaba en el Consejo de Ministero que adjudicaba esas obras.

¿Qué orden seguirá la comparecencia del presidente?

Los focos se centrarán el miércoles en el veterano abogado José Mariano Benítez de Lugo, autor del escrito solicitando la declaración del presidente; el mismo que pidió prisión para Luis Bárcenas en el verano de 2013, hecho que aceleró la confesión de la caja B en el PP. El representante de Adade será el primero en preguntar. Estará asistido por Francisco Montiel, el abogado que ha llevado el peso de esa acción popular desde que empezó el juicio.

Después llegará el turno de la Fiscalía, si es que quiere preguntar al presidente. Las fiscales del caso se opusieron a su declaración por no considerar que pudiera aportar novedades a los hechos investigados. En cualquier caso, las fiscales pueden solicitar cualquier aclaración de las respuestas ofrecidas a Adade. Fuentes jurídicas no descartan que, una vez el tribunal consideró oportuna la declaración de Rajoy, la fiscal haya preparado su propio interrogatorio.

Si queda algo todavía por preguntar será el turno del abogado Virgilio Latorre, profundo conocedor del caso Gürtel, en representación de los socialistas valencianos. El congreso de Valencia de 2008 y otros actos en Madrid fueron organizados en parte por la trama Gürtel, a pesar de que Rajoy insiste en que él se deshizo de Correa cuando llegó a la presidencia del partido en 2004. Después le tocaría al PSM y las defensas.

El representante del Partido Popular podría ser de los últimos en preguntar, si lo considera oportuno. El tribunal irá preguntando por filas a las defensas si alguno quiere intervenir. El PP, como presunto responsable civil subsidiario ocupa la tercera y última.

Según publicaron varios medios este lunes, Rajoy ha preparado a conciencia la declaración para evitar responder en muchas ocasiones con un “no lo sé” o un “no recuerdo”, que se interpretaría como una maniobra para evitar responsabilidades.

¿Qué imágenes nos dejará la jornada?

Se trata de una jornada especial en el juicio de Gürtel. Las Fuerzas de Seguridad llevan semanas trabajando en la zona ante comparecencia del presidente del Gobierno. El cordón de seguridad se ampliará entorno al edificio. Los periodistas acreditados para presenciar la entrada y salida de Rajoy no podrán acceder al tribunal y los que sigan el juicio desde dentro no podrán salir en esos dos momentos.

El presidente de la Audiencia Nacional, el conservador José Ramón Navarro, tiene la intención de salir a recibir al presidente a la puerta del tribunal. Resta por saber cuantos metros recorrerá Rajoy a pie, si su coche se detiene justo en el acceso al edificio.

Dentro se producirá una imagen inédita. El tribunal de Gürtel decidió llamar a Rajoy aplicando el criterio que utilizaría con cualquier ciudadano, pero el tratamiento en la Sala no será el de cualquiera. Rajoy declarará “en estrados”, según acordó el tribunal en un auto del 30 de mayo para “preservar su imagen institucional”.

Eso significa que lo hará desde la bancada de los abogados, a la izquierda del tribunal y a la misma altura que éste. En eso se distinguirá de imputados y otros testigos, que lo hacen frente a los jueces y en un nivel inferior. De paso, Rajoy se ahorrará la imagen de aparecer con los acusados a sus espaldas. El tribunal ha permitido que los acusados no comparezcan todas las jornadas si no es necesario. Correa no tiene previsto acudir desde la cárcel donde cumple condena. Luis Bárcenas, por el contrario, no se perderá la declaración de Rajoy.

¿Será la primera y última vez para Rajoy ante el tribunal?

Todo parece indicar lo contrario. Los argumentos del tribunal para aceptar la declaración de Rajoy en el juicio de Gürtel pueden ser utilizados para el que se celebrará por los papeles de Bárcenas, previsiblemente en 2018. Entonces, el proceso entrará de lleno en la financiación irregular del PP a través de una contabilidad paralela.

Esa caja B, acreditada indiciariamente por el juez Ruz antes del juicio de Gürtel, se ha colado una y otra vez en este juicio, también en los interrogatorios a los secretarios generales. Está por ver qué margen da el presidente del tribunal a esas preguntas y si no corta su enunciado con el argumento de que no son objeto de la pieza que se juzga.

from eldiario.es – eldiario.es http://ift.tt/2tEFlcr
via IFTTT

Turno de Rajoy: esto han declarado los protagonistas de la Gürtel antes que el presidente

//widget.smartycenter.com/webservice/embed/11414/2315155/643/362/0/1/0/100/1/1

from eldiario.es – eldiario.es http://ift.tt/2tU6Fin
via IFTTT

Sobresueldos, caja B y el 3%: las preguntas a las que se enfrenta Rajoy

Mariano Rajoy acudirá este miércoles como testigo al juicio de Gürtel tras haberse librado en dos ocasiones. El presidente del Gobierno tiene que responder por su etapa como máximo responsable del PP, en los años en los que la trama corrupta estaba prácticamente integrada en el partido. Su líder, Francisco Correa, ya contó que entraba en Génova por el párking, como los altos cargos.

A Rajoy le arrastra al juicio la corrupción de los ayuntamientos del PP en Madrid, definidos por el delator de la trama como la puerta de entrada de Gürtel a los grandes pelotazos urbanísticos. Pero no solo tendrá que responder sobre esta cuestión. Será difícil que Rajoy pueda escapar a preguntas acerca de los sobresueldos en negro, la caja B del partido, la relación con Bárcenas o los supuestos amaños durante la época de José María Aznar.

Además, el presidente del PP tendrá ocasión de dar su versión sobre por qué se acabó el idilio del partido con las empresas de Correa, que encontraron entonces un nicho de mercado en el PP valenciano sin que Génova pusiese pegas. Estas son algunas de las cuestiones a las que puede tener que responder.

1. ¿Qué sabe de las campañas en negro de Pozuelo y Majadahonda?

Rajoy tendrá que responder sobre la corrupción que se implantó y creció en los feudos del PP en la Comunidad de Madrid. El juicio trata de aclarar si el partido cimentaba sus éxitos electorales en el dinero extra que salía de la caja B de las empresas de Francisco Correa, que a cambio se hacía con contratos municipales.

Ese dopaje electoral quedó acreditado desde el comienzo del juicio. Un exconcejal del PP de Pozuelo de Alarcón alcanzó un pacto con la Fiscalía y confesó que el cabecilla de Gürtel le entregaba sobres con dinero para pagar los gastos de la campaña de 2003. El empresario Alfonso García Pozuelo admitió pagos a los alcaldes de Pozuelo y Majadahonda en los que Correa hacía de intermediario.

José Luis Peñas, delator del caso y exconcejal del PP en Majadahonda, aseguró que Génova utilizaba esos Ayuntamientos para devolver los favores a las grandes empresas que “colaboraban” con el partido. El PP nacional mandaba por fax una lista de compañías a las que había que ayudar con los contratos municipales porque habían contribuido a engordar las cuentas del partido.

Es la corrupción de sus ayuntamientos madrileños la que ha llevado al PP a ser acusado en calidad de responsable civil subsidiario. La Fiscalía Anticorrupción le acusó como beneficiario a título lucrativo de la corrupción de sus feudos y pide que reintegre 245.000 euros por los delitos que cometieron Guillermo Ortega, alcalde de de Majadahonda, y Jesús Sepúlveda, de Pozuelo de Alarcón, y de los que el PP se benefició.

El primer municipio fue una de las minas de oro de la trama y donde planeó un gran pelotazo urbanístico que resultó fallido. El segundo alcalde se entregó a los brazos de Gürtel, recibiendo coches y viajes por parte de Correa. Su avaricia ha arrastrado hasta el banquillo a su exmujer, la exministra de Sanidad Ana Mato, que durante el juicio aseguró que nunca le llamó la atención el elevado tren de vida de su marido, que cambiaba de coche habitualmente.

A Rajoy le harán las preguntas que el abogado del PP no respondió. Jesús Santos no quiso contestar a la Fiscalía y a las acusaciones, y ese es uno de los motivos que han llevado al presidente del Gobierno a la Audiencia Nacional, como apuntaron los jueces Julio de Prada y Julio de Diego en el auto de citación. Santos tenía derecho a no contestar, pero Rajoy sí deberá responder sobre la corrupción de los alcaldes de su partido.

2. ¿Conocía la caja B? ¿Recibió sobresueldos pagados con dinero de esa contabilidad paralela?

Aunque la caja B del PP se investiga en una pieza separada, ha estado presente durante la instrucción y el juicio de esta causa. García Pozuelo, el constructor arrepentido, dijo en la primera jornada de declaraciones que había entregado dinero para “organismos centrales”, sin aclarar si se refería al PP o a algún ministerio.

Durante el juicio se ha dado la caja B por probada. La fiscal Concepción Sabadell se opuso a la comparecencia de Rajoy porque no era necesario su testimonio sobre la caja B. Esta ya estaba “acreditada”, dijo, por otros testimonios. En concreto, el más claro fue el de Luis Bárcenas, quien habló de una “contabilidad extracontable”, admitiendo la existencia de una caja B que ya había reconocido durante la fase de instrucción.

Es probable que Rajoy tenga que responder a preguntas sobre el papel de Bárcenas en el manejo de la contabilidad del partido y de esa caja B. La defensa del extesorero centra su estrategia en colocar a Bárcenas como un segundo de a bordo de Álvaro Lapuerta, antiguo responsable de las cuentas del PP y excluido del juicio porque padece demencia. No puede confirmar ni desmentir si él era el único responsable de las finanzas y Bárcenas se limitaba a labores administrativas, como apuntó la antigua cúpula del PP de José María Aznar. Arenas, Acabes, Mayor Oreja y Rato contribuyeron a esa línea de defensa al asegurar que Bárcenas “en modo alguno” manejaba los fondos del PP.

Todos ellos tuvieron que responder por el pago de sobresueldos. Aunque no es el objeto de este juicio, el presidente del tribunal, Ángel Hurtado, permitió que se preguntase sobre este punto, siendo más permisivo que en otras ocasiones. La fiscal les preguntó a los cuatro si había recibido remuneraciones en efectivo fuera de su salario oficial. Todos lo negaron. Según los papeles de Bárcenas, Rajoy estuvo entre quienes recibieron sobresueldos y puede que sea preguntado por ello.

3. ¿Dio orden de dejar de contratar con Gürtel? ¿Por qué la trama se implantó en Valencia tras esa orden? ¿Por qué no denunció las irregularidades en sus ayuntamientos?

El relato oficial del PP recoge que Rajoy dio orden en 2003 de dejar de contratar con las empresas de Correa. Las versiones sobre los motivos difieren y algunos hechos posteriores desmiente que esa orden fuese tajante. Correa aseguró que fue por la enemistad de Rajoy con el número 2 de Gürtel, Pablo Crespo, mientras que otra versión apunta que fue la entrada de un ex asesor de Aznar en las empresas de Gürtel lo que llevó a Rajoy a cortar el grifo.

Bárcenas desmintió estas dos versiones y dio la suya propia. Según explicó al tribunal, el empresario Joaquin Molpeceres advirtió a Rajoy de que Correa tenía controladas las licitaciones con los ayuntamientos del PP. Ese empresario acompañó la advertencia de una donación de 60.000 euros al partido. Rajoy aceptó la versión del empresario y la donación, y dio orden de dejar de contratar con las empresas de Gürtel. La pregunta está en bandeja: ¿por qué no denunció esas irregularidades?

Además, la relación del PP con Correa no se cortó del todo, lo que pone en duda que la orden de Rajoy fuese firme. La trama se desplazó a Valencia ante la sequía madrileña y allí, en 2008, logró hacerse con la organización del Congreso Nacional del PP a través de Orange Market. Otro asunto sobre el que posiblemente tendrá que responder Rajoy.

4. ¿Qué relación tenía con Luis Bárcenas? ¿Pactó con él su despido?

“Luis, sé fuerte”. Esas tres palabras han acompañado a Rajoy desde 2013. El apoyo que prestó al extesorero cuando este ingresó en prisión le ha perseguido desde entonces y le obligó a comparecer de forma extraordinaria en el Congreso de los Diputados. Allí dijo que se había equivocado en sus palabras de aliento, pero negó que con ello tratase de encubrir ningún delito.

La relación del PP con Bárcenas ha sido complicada desde que estalló el caso Gürtel y puede que Rajoy tenga que contestar sobre algunas de estas cuestiones. Haberle mantenido la secretaria, el despacho y el coche oficial, o el despido “en diferido” son algunos de los capítulos más relevantes de esa relación.

La fiscal Sabadell ha mostrado interés en los detalles de la reunión en la que se decidió el despido de Bárcenas. Puede que aproveche la presencia de Rajoy en el juicio para preguntarle. Arenas respondió que se trató de una reunión “amistosa” y “en clave humana”, en la que no se trataron temas concretos del despido.

5. El testigo formaba parte del Gobierno del 3%

Rajoy ocupó distintos ministerios entre 1996 y 2003. Es decir, tuvo un asiento en el Consejo de Ministros durante los años en los que, según Correa, el Gobierno amañaba obras en favor de grandes empresas que, a cambio, pagaban el 3% de la licitación al PP. De ahí, según el cabecilla, se nutría la caja B del PP.

El detalle de cómo funcionaba el sistema lo dio Correa durante su declaración. “Reunía a un empresario que nos daba la licitación para ver si la obra podía ser para nosotros, yo se lo pasaba a Luis Bárcenas, que lo gestionaba con el correspondiente ministerio. Si el empresario conseguía la obra, yo pagaba la comisión del 2% o del 3% a Génova”, aseguró.

Esa confesión motivó la reapertura de la causa de los papeles de Bárcenas, pero Correa se negó a dar más detalles. Mencionó de forma genérica algunas empresas -ACS y OHL- y ministerios -Fomento y Medio Ambiente- pero no explicó con quien se trataban los amaños, quién era su enlace en el ministerio.

Álvarez Cascos, exministro de Fomento, negó cualquier atisbo de amaño bajo su mandato. “En Fomento eran imposibles los tratos de favor”, dijo, y añadió que nunca recibió indicaciones de Lapuerta de beneficiar a unos empresarios u otros. Rato también negó haber recibido llamadas de Lapuerta o Bárcenas para ayudar a empresarios amigos del partido.

La confesión de Correa involucró al actual presidente del Gobierno como parte del Consejo de Ministros que aprobó las adjudicaciones de las grandes obras de la época de Aznar, como el AVE. Puede que tenga que responder, como los que fueron sus colegas en ese Ejecutivo, si por su mesa pasaron obras amañadas que reportaban comisiones en negro al PP.

from eldiario.es – eldiario.es http://ift.tt/2tECi47
via IFTTT

“La autodeterminación se gana desde la transversalidad o no se gana”

“El 1 de octubre se va a celebrar sí o sí, el que no lo crea que espere un poco más de dos meses”. Fiel a su estilo, Gabriel Rufián (Santa Coloma de Gramenet, 1982) se muestra tajante ante las dudas que han surgido en Catalunya y en el resto del Estado sobre la celebración o no del referéndum de autodeterminación anunciado para el próximo 1-O. El diputado de ERC separa en esta entrevista con eldiario.es el proceso soberanista de los casos de corrupción de acorralan a la antigua Convergència. Y defiende que la dirección y base social del PDeCAT son distintas.

Rufián arremete contra la Catalunya en Comú de Ada Colau y Xavier Domènech y conmina a Podemos a utilizar el proceso soberanista para abrir el candado en el resto de España: “Si se inicia el proceso de autodeterminación en Catalunya, se abrirá una ventana de oportunidad en el resto del Estado español”.

El diputado tampoco confía en que el PSOE de Pedro Sánchez esté en una posición distinta a la que ha mantenido en los últimos años: “Hay quien cree que el federalismo está a punto de llegar al Estado español, eso sí que es ciencia ficción de la buena”. Y avisa al Gobierno de Rajoy: “Quien crea que esto se puede parar en un despacho le pasará la gente por encima”.

¿Habrá referéndum el 1-O?

Sí, sin duda. El que no lo crea que espere un poco más de dos meses.

Precisamente, faltan solo dos meses y no hay ley de consulta ni se han comprado las urnas. 

El lío jurídico lo tiene el Estado español más que nosotros. La pregunta más interesante no es qué vamos a hacer nosotros, sino qué va a hacer el Estado para impedirlo. De todas formas, agradeciendo el interés de todo el mundo, repito que justo ahora se inicia la campaña por el sí, entendemos que habrá campaña por el no, y todas las dudas se irán respondiendo poco a poco.

Recojo la pregunta, ¿qué hará el Gobierno de Rajoy para impedir el 1-O?   

Ojalá respondan. Es una pregunta más para Rajoy y su Gobierno. Incluso para el PSOE o Ciudadanos y los medios que están en contra. Nosotros esperamos de todo, lo que venimos viendo y padeciendo los últimos meses y años. Esperamos amenazas, sentencias, editoriales, una maquinaria mediática y una guerra sucia como jamás se ha visto y se ha demostrado en la comisión de investigación sobre la Operación Catalunya. Pero no es imaginación, es lo que venimos padeciendo los últimos años.

Dice que está muy seguro de que el 1 de octubre habrá urnas.

Pero un matiz. No vale “nosotros”. Es muy manido pero en este caso no es una cuestión de Junqueras, Puigdemont o mía. Es que la gente, el 80% de la población de este país, quiere votar. Entiendo que se quiera personalizar en un político, pero esto va sobre todo de los centenares de miles de personas que salen a la calle pidiendo votar. Quien crea que esto se puede parar en un despacho le pasará la gente por encima. No hay que hacer un listado de políticos y partidos que ya no existen o están en su casa por intentar frenar esto.

Se lo pregunto a usted porque son al final quienes tienen que poner los medios para permitir que esos centenares de miles de personas puedan votar. Por ejemplo, si el Gobierno central consigue que los funcionarios no se movilicen, ¿se puede hacer el 1-O? ¿Se puede hacer sin que se abran los colegios?

Entendemos según qué mantras hay en Madrid y que forman parte del discurso del miedo del PP, PSOE y Ciudadanos en torno a los funcionarios, cuando son ellos los que ponen en peligro a los funcionarios porque restringen sus derecho laborales. 

No lo decimos nosotros, sino que lo dice la ley. No hay ningún reglamento o ley donde se diga que los funcionarios tienen que “tutelar” una votación. Lo que dice la ley es que deben ser personas formadas o señaladas por los ayuntamientos. De hecho, las votaciones habitualmente han sido los domingos, lo que ya tiene un carácter bastante voluntario.

¿Cómo van a proteger entonces a los empleados públicos que decidan ser parte activa del 1 de octubre?

Todos aquellos que participen en el referéndum estarán protegidos por la democracia y la legalidad catalanas. Se van a aprobar unas leyes en el Parlament que conformarán un nuevo marco legal gracias a la mayoría que tienen el Parlament. Hay que repetir una vez más, porque se dice poco, que este proceso de autodeterminación cuenta con 72 diputados. Eso es una mayoría y es plenamente democrático.

¿Cuándo se van a aprobar esas leyes?

No tengo ni idea.

Tras el 9-N, ustedes dijeron que la pantalla de la consulta estaba superada. Tres años después volvemos a estar en un referéndum. ¿Qué ha pasado para volver al planteamiento de 2014?

Con todo el respeto, hay cierta trampa en la pregunta, que forma parte del mantra de los comunes o de algún sector de Podemos que dicen que ahora vamos a esa pantalla pasada, una expresión que algunos de nosotros no hemos utilizado nunca. A mí no me gusta. 

Pero sí se utilizó en un momento determinado, ¿no?

Sí. Igual que Losantos utiliza según qué expresiones, aquí se utilizan según qué expresiones. Lo dicho, entendemos que es una trampa. Conviene recordar que lo que defendía Podemos y los comunes era un referéndum pactado. Es lo que siguen defendiendo. Me parece muy bien y legítimo. Pero la pregunta es, ¿cómo se hace? ¿Cómo se pacta un referéndum con Rajoy? De hecho, otro de los mantras del mundo de Podemos y de los comunes es que cuando se gane a Rajoy todo cambiará. ¿Eso significa que está convencido Sánchez? ¿Está convencido Rivera? ¿El Tribunal Constitucional? ¿Significa que está convencida la Fiscalía?

Pero vuelvo al principio. Nosotros no hemos vuelto a ningún estadio pasado. El presidente de la Generalitat dijo hace meses que referéndum o referéndum. Eso quiere decir que culminaremos este proceso de autodeterminación como siempre se han culminado, mediante un referéndum. Es decir, democracia o democracia. Ya sea en el escenario ideal, el británico con David Cameron haciendo campaña, o no. Cuando la mayoría quiere votar y el Estado está en contra y hace campaña por el no a la democracia, pensamos que eso se tiene que canalizar. Y pensamos que se tiene que canalizar mediante las urnas.

Es decir, hago una enmienda a la totalidad. No hemos vuelto al modelo de referéndum pactado porque sabemos que es imposible. Pero lo intentaremos hasta el último minuto.

Para quien no está al día de la política catalana, ¿qué diferencia al 1-O del 9-N?

No hace falta estar en el día a día de la política catalana. Solo hay que fijarse. Primero, hay un gobierno determinado a iniciar un proceso de autodeterminación. Segundo, hay una mayoría absoluta que no existía el 9N. Tercero, al día siguiente, el día 2 de octubre, pasarán cosas y se aplicará el resultado. Si gana el  se convocarán unas elecciones constituyentes y constituir la futura república catalana. Si gana el no, habrá elecciones autonómicas. Y cuarto, algo que sí existía el 9N, sigue habiendo una mayoría de la sociedad catalana que quiere votar.

Esa mayoría absoluta y ese gobierno determinado a ir hacia la autodeterminación llegó al Palau de la Generalitat con la promesa de hacer una Declaración Unilateral de Independencia en 18 meses. No se ha hecho. ¿Por qué?

Con todo respeto, es otro de los mantras. Algunos de nosotros, y a pesar de según qué titulares, dijimos que si se hacía en 16, bien; en 18, bien; en 24 también. Primero porque es un proceso extraordinario, de una envergadura brutal, que no es fácil. De hecho hay gente que lleva toda su vida esperando. Y sobre todo, que tenemos un Estado en contra. Esto se olvida y se obvia. En Catalunya hay políticos que no pueden ejercer su profesión. Por ejemplo, Homs no puede ejercer como diputado por ser independentista. Tenemos inhabilitado a Mas, a Rigau y a Ortega. Tenemos en vías de inhabilitación a Carme Forcadell, la presidenta del Parlament de Catalunya. 

Yo creo que cualquier persona con un mínimo de objetividad puede llegar a entender que quizá hemos tenido alguna dificultad que quizá en un momento dado ha podido postergar las cosas. Digo yo, quizá son cosas mías.

A nivel personal, me digo que ojalá según quién se fijara en los compromisos de Rajoy, Sánchez o Rivera como se fijan y son tan duros para con los compromisos del proceso de autodeterminación catalán. Pongo un ejemplo. Si Podemos fuera tan preciso para con la cúpula del PSOE, seguramente ya estarían gobernando.

Este viernes se publica una encuesta del CEO sobre el proceso. ¿Qué participación es necesaria para que el 2 de octubre se ponga en marcha ese proceso de autodeterminación?

Nos sorprende mucho la fijación que hay de según quién por los porcentajes de participación, cuando ha habido elecciones en las que han participado un 30% o 40% y nadie dijo nada. Hay una convención que ahora está muy de moda, la de Venecia, y que algunos han obviado durante años y ahora hablan continuamente de ella y solo dice una cosa referente a esto: que los síes sean más que los noes

Ha habido votaciones de estatutos, elecciones europeas y autonómicas y nadie se ha fijado tantísimo en la participación. Durante la campaña se explicarán un montón de cosas, entre ellas quizá esto. Pero repito que nos sorprende. Rajoy gobierna con un 30% de los votos, si ese es el marco mental de según quién.

Pareciera que para ganar el referéndum no basta con que haya más síes que noes o que tengan que participar X personas. Me da la impresión que aunque participe mucha gente, algunos pedirán sangre de unicornio para respetar el resultado. Igual son imaginaciones mías.

Hemos hablado antes de qué pasará el 2 de octubre si se celebra el referéndum. Ya sé que usted está en que se celebrará sí o sí pero, ¿qué pasará si no se celebra?

Me sabe fatal, pero no juego. Se va a celebrar sí o sí. Entiendo que a la gente le guste la ciencia ficción política, incluso hay quien cree que el federalismo está a punto de llegar al Estado español, eso sí que es ciencia ficción de la buena. Se va a celebrar sí o sí, el que no lo crea que espere un poco más de dos meses.

¿Temen en ERC haber perdido su conexión con la parte del electorado de izquierdas tras pactar y gobernar con Convergència o creen que se mantiene?

Nos tenemos que remitir a los datos. Casi da igual la opinión y la fijación de cada cual con Convèrgencia. Se habla mucho de Convergència y poco de las CUP. Este país, Catalunya, es un país eminentemente de izquierdas. Solo hay que ver los resultados de las últimas elecciones generales con el espacio de los comunes, que ganó. El espacio de las CUP, que es eminentemente de izquierdas. O ERC, que desde la socialdemocracia es también un espacio de izquierdas.

Y también tenemos, como debe ser en una democracia plena y sana, una derecha democrática. De hecho es una derecha de la cual se habla muchísimo, casi es nuestra Venezuela de lo que nos preguntan por Convergència. Pero conviene recordar que el espacio que representa Convergència en el Parlament está aprobando impuestos a la banca, impuestos a las nucleares y ha aprobado los presupuestos más sociales de la historia de Catalunya. Ya me gustaría a mí, lo digo desde las antípodas de lo que representa Convergència, que hubiera una derecha democrática o moderna en el Estado español que hablara de república. 

Sobre esta pregunta, que es bastante recurrente, siempre decimos lo mismo. ¿Por qué es bueno pactar con el PSOE y no con el PdeCAT? ¿Por qué el derecho de autodeterminación no vale por la presencia del PDeCAT y en cambio sí les valen sus votos para que Xavi Domènech sea presidente del Congreso o para la moción de censura? Se trata de un proceso de autodeterminación, que se gana desde la transversalidad o no se gana. Ya me gustaría que los compañeros de Podemos, que lo han dicho de forma abierta, pudiera culminar un proceso constituyente de cambio en el Estado español como el que se está produciendo en Catalunya. Entiendo que eso se deberá hacer con formaciones políticas muy alejadas de lo que ellos significan. 

El jueves la Guardia Civil entró en el Palau y el Parlament por el caso del 3%. ¿Es sostenible ese acuerdo que busca la transversalidad con un partido que está atravesando por problemas así?

La Guardia Civil pasa mucho tiempo en Catalunya. Va a teatros y a parlamentos. Nuestra reacción es la misma de siempre, igual que pasa con Lezo o la Gürtel, que entren e investiguen donde quieran, que pregunten a quien quieran. Nosotros somos los campeones anticorrupción. Me parece que ligar a la actual dirección y espacio político y social que representa el PDeCAT con casos de corrupción pasados, me parece curioso. 

Yo no veo que a Ada Colau nadie le pregunte por Chaves o Griñán, por Narcís Serra, por Filesa o los ERE. Es el mismo marco mental. Tú, que eres de ERC, dame explicaciones por este caso de corrupción de otro partido político en otro tiempo. A según quién no se le pregunta tanto.

Decía antes que en Catalunya hay una mayoría de izquierdas. No sé si incluye al PSC de alguna manera, pero es un espacio donde pugnan varios partidos o grupos. ¿Cómo afronta ERC la lucha por ese espacio y a la vez por el independentista?

No acabo de entender muy bien la dicotomía entre ser de izquierda o ser independentista. ¿Qué es ser independentista? No es nada, es un estado transitorio, no es una ideología en sí misma. Yo soy de izquierdas y republicano. Y a mí me enseñaron, quizá de forma errónea, que ser republicano y de izquierdas es defender el derecho de autodeterminación. No entiendo a la gente que se manifiesta por el derecho a la autodeterminación de Cachemira, Escocia o Quebec y que diga que Catalunya, no. Creo que forma parte del ADN de la izquierda y de hecho en las redes hay un montón de vídeos de parte de la cúpula de los comunes en las que hace tres o cuatro años lo decían de manera abierta. Hoy en día no son tan claros.

¿Cómo lo planteamos? Como hasta ahora, intentando reflejar el hecho de que la gente no come banderas. Que esto no va de cambiar una bandera por otra ni un partido por otro, sino de intentar recuperar el país que nos robaron hace 80 años. Algunos de nosotros también lo hacemos por el resto del Estado español. Consideramos que la única derrota que tiene en el horizonte Rajoy es con nosotros. Guste más o guste menos, si se pone una urna o se inicia el proceso de autodeterminación en Catalunya, el PP lo tendrá muy complicado y se abrirá una ventana de oportunidad en el resto del Estado español.

from eldiario.es – eldiario.es http://ift.tt/2tUmSnH
via IFTTT

Este miércoles, sigue en directo la declaración de Rajoy por la trama Gürtel en eldiario.es

//widget.smartycenter.com/webservice/directYoutube/9359/Yhz-GG-v3lA/643/362/100?ap=1&erv=0&rrss=0&social=1

from eldiario.es – eldiario.es http://ift.tt/2uRf4XW
via IFTTT

Más visitas al notario, menos gastos de cancelación… Así serán las nuevas hipotecas

El Gobierno ha dado un paso adelante en la preparación de una nueva Ley Hipotecaria, que cumple la directiva europea correspondiente, al enviar el texto al Consejo de Estado. El Ejecutivo dice que con la reforma pretende “avanzar en la protección de los consumidores”, “preservar la cultura de pago” y rebajar la avalancha de pleitos relacionados con los abusos en hipotecas, tales como los relacionados con las cláusulas suelo. La norma afectará a los nuevos contratos hipotecarios que se firmen a partir de su entrada en vigor.

¿Qué pasos deberé dar ahora para firmar una hipoteca?

Para que quede bien claro que quien pide el préstamo comprende el contrato que va a suscribir (una gran parte de las demandas se ganan por el desconocimiento sobre determinadas cláusulas), el banco deberá entregar una ficha con los datos básicos del préstamo y sus escenarios más preocupantes. En ella se deberán advertir claramente las condiciones y desglosar quién asume los distintos gastos hipotecarios.

Con esta ficha, el prestatario tendrá ir al notario para que certifique –de manera gratuita– que el cliente ha recibido toda la información. El prestatario deberá declarar que comprende lo que va a firmar en una nota manuscrita. Cuando vuelva por segunda vez al despacho para firmar la hipoteca, el notario deberá comprobar que no haya en el contrato cláusulas declaradas como abusivas por la justicia.

Además, se elimina la posibilidad de negociación de condiciones de la hipoteca, estableciendo condiciones obligatorias para las partes. Se estudia también establecer un contrato tipo.

¿Me podrán obligar a contratar otros productos como el seguro de la casa o planes de pensiones?

No, a diferencia de lo que ocurre en la actualidad. Sólo se permitirán las llamadas “operaciones vinculadas” como seguros de hogar o de vida si el banco demuestra que es beneficioso para el consumidor, y así lo certifica el Banco de España, y en todo caso no serán obligatorias. 

¿Cuánto me costará cambiar de tipo fijo a variable o cancelar por anticipado?

El Ejecutivo asegura que introduce normas de protección al deudor para que pueda cambiar su modalidad de préstamo durante la vida del mismo. 

Por ejemplo, quien tenga una hipoteca con un tipo de interés variable podrá amortizar anticipadamente pagando una comisión por la cantidad entregada del 0,5% en los tres primeros años, que bajará al 0,25% hasta el quinto año, en el que queda reducida a cero, informa EFE.

En las hipotecas a tipo fijo, la comisión de reembolso será del 3% en los cuatro primeros años y del 4% a partir de entonces. Además, la comisión se aplicará sobre el capital que se amortice y no sobre el total de la hipoteca pendiente de pago, lo que reducirá notablemente el pago de intereses (si se van a amortizar 1.000 euros, se pagará un porcentaje de esos 1.000 euros, no de los 150.000 pendientes de pago).

Además, la norma, que incorporará con retraso una directiva europea sobre la materia, ofrecerá a quien tenga hipotecas en otra divisa, como los afectados por préstamos en yenes o en francos suizos, cambiarla a la moneda del país en el que reside o en la obtiene sus ingresos.

Además, se facilita el cambio de una hipoteca variable a una fija y viceversa. Se abaratan los costes de subrogación en los que se incurre al cambiar el préstamo de banco o una modificación de las condiciones de la hipoteca, lo que se conoce como novación. De este modo el banco que concede inicialmente el préstamo solo puede recibir una compensación por este cambio de condiciones en los tres primeros años de vida de la hipoteca.

¿Qué ocurre si me retraso en el pago de las cuotas?

Hasta ahora, a partir del tercer mes de impago de la cuota hipotecaria el banco considera al cliente moroso y puede iniciar los trámites para embargar el inmueble. El umbral se va a elevar, con lo que el cliente entrará en impago cuando en la primera mitad de la vida del préstamo deja de pagar el 2% y en la segunda mitad, el 4%.

En cuanto al interés de demora, será tres veces el interés legal del dinero y se establecen nuevos plazos para que el banco pueda pedir el vencimiento anticipado de una hipoteca.

¿Cómo afectará al comercial de banca?

La nueva ley exigirá a quien concede un crédito una “especial capacitación y cualificación”, según fuentes del Ministerio de Economía. Además, se prohíben los incentivos por vender contratos de hipotecas.

¿Cuándo se pretende que la ley esté en vigor?

Fuentes del Ministerio de Economía afirman que pretenden que la ley salga adelante “cuanto antes”, aunque dependerá de la tramitación parlamentaria. En todo caso, ocurrirá en los próximos meses.

from eldiario.es – eldiario.es http://ift.tt/2eJLJZi
via IFTTT