soluba

Inicio » Noticias » Altos cargos franceses idearon un plan secreto para defender a Francia de Le Pen

Altos cargos franceses idearon un plan secreto para defender a Francia de Le Pen

Nunca quedó por escrito y tampoco tenía un nombre, pero Francia había detallado un plan para “proteger a la República” si la líder de extrema derecha Marine Le Pen ganaba las elecciones. Así lo aseguran este jueves los medios franceses. “Era algo así como un cohete de varias etapas”, ha asegurado un alto cargo no identificado a la revista L’Obs. “La filosofía y el imperativo absoluto era mantener la paz así como respetar nuestras normas constitucionales”.

Estas noticias han visto la luz mientras que las encuestas sugieren que el apoyo hacia el nuevo movimiento de centro creado por Emmanuel Macron —que derrotó a Le Pen en la segunda ronda presidencial— está en aumento de cara a las elecciones parlamentarias que se celebrarán los próximos 11 y 18 de junio.

Las encuestas muestran que su partido La République en Marche alcanza el 32% del voto, seis puntos más desde las elecciones del 7 de mayo y toma la delantera frente a sus rivales de centroderecha, Los Republicanos, que se quedan en un 19%.

Un día después de haber presentado su equipo de gobierno —equilibrado en género y procedente de la izquierda, la derecha y el centro, y con muchas caras nuevas en política— otra encuesta sitúa la aprobación de sus elecciones ministeriales en un 61%.

Las encuestas refuerzan las posibilidades para Macron de asegurarse una mayoría parlamentaria, aunque el sistema de dos rondas francés hace verdaderamente complicado predecir cuántos asientos ganará cada partido.

Manifestaciones

L’Obs citó a tres fuentes anónimas conocedoras del plan de emergencia que se hubiera puesto en marcha si Le Pen hubiera alcanzado el palacio del Elíseo. Aseguraron que el plan había sido elaborado por un pequeño grupo de ministros, jefes del Estado Mayor y autoridades públicas de la mayor jerarquía.

La revista afirma que el plan tenía por objetivo principal prevenir una grave agitación social y “congelar” la situación política convocando al Parlamento en una sesión de emergencia y manteniendo en el cargo al primer ministro saliente.

La policía y los servicios de inteligencia estaban particularmente preocupados por la amenaza de “violencia extrema” principalemente de manifestantes de extrema izquierda en el caso de una victoria de Le Pen, ya que el país se habría encontrado “al borde del caos”.

Incluso antes de la primera vuelta de las elecciones el 23 de abril, una comunicación confidencial de los servicios de inteligencia anunciaba: “Todas las oficinas locales de seguridad pública sin excepción han expresado su preocupación”, informa Le Parisien.

El 21 de abril se pidió a los jefes de la policía regional que detallasen sus planes de despliegue y de control de las aglomeraciones, afirma l’Obs. Bajo el actual estado de emergencia de Francia, más de 50.000 policías y gendarmes y 7.000 soldados ya estaban de servicio.

El 5 de mayo, dos días antes de la victoria de Macron frente a Le Pen en la segunda vuelta con un 66% de los votos frente al 34% de Le Pen, la oficina nacional de seguridad pública advirtió en otra comunicación que los manifestantes estaban listos para utilizar “fuegos artificiales, morteros y cócteles molotov”.

Inestabilidad política

Los temores a la inestabilidad política en caso de una victoria de la líder del Frente Nacional —euroescéptica y en contra de la inmigración— también eran notables. Aunque posteriormente lo ha negado, los medios franceses informaron antes de las elecciones que si ganaba Le Pen, el primer ministro saliente, el socialista Bernard Cazeneuve, se quedaría en el cargo al menos hasta las elecciones parlamentarias.

La Constitución francesa no obliga al primer ministro a apartarse cuando un nuevo presidente es elegido. Bajo el artículo 8, “el presidente nombra” a los primeros ministros, pero solo el Parlamento puede destituirlos a través de un voto de confianza.

En un principio, Le Pen podría invocar el artículo 16 de la Constitución, que concede al presidente “poderes extraordinarios” en caso de emergencia grave. Pero aparte de eso, sin una mayoría parlamentaría, Le Pen no hubiese sido capaz de nombrar un nuevo primer ministro.

De acuerdo con l’Obs, el plan de emergencia también contemplaba convocar al Parlamento en sesión de emergencia el 11 de mayo, cuatro días después de la segunda vuelta, para abordar la previsible “crisis nacional” provocada por la elección de Le Pen.

Frente a un creciente desorden civil y exigiendo a los 577 diputados franceses que hagan frente a sus “responsabilidades republicanas”, el Gobierno entonces tendría que haber convocado –y posiblemente ganado– una moción de confianza.

La voluntad del electorado se tendría que haber respetado: la presidencia habría pasado de François Hollande a Le Pen. Pero el Gobierno, afirman las autoridades, habría asegurado “la seguridad del Estado… Gobernar es planear con anticipación”.

Traducido por Cristina Armunia y Javier Biosca

from eldiario.es – eldiario.es http://ift.tt/2qCSoGt
via IFTTT

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: